Policial

Científico apuñala a colega porque le contó el final del libro

Un científico que trabaja en un puesto remoto en la Antártida apuñaló a su colega porque seguía diciéndole cómo terminarían los libros que estaba leyendo.

Sergey Savitsky
Sergey Savitsky, victimario.

Sergey Savitsky, de 55 años, y Oleg Beloguzov, de 52, a menudo pasaban horas leyendo durante los cuatro años que trabajaron juntos. Según los informes, Savitsky ha dicho a los investigadores rusos que vio rojo y atacó a Beloguzov con un cuchillo de cocina cuando una vez este le contó el final del libro.

Según informes, su colega se encuentra actualmente en cuidados intensivos en el hospital después de haber sido tratado por una puñalada en el corazón. Fue trasladado al hospital en Chile desde el remoto centro de investigación donde trabajaba la pareja, y se encuentra fuera de peligro.

Savitsky ahora está de regreso en su hogar en San Petersburgo bajo arresto domiciliario luego de ser acusado de intento de asesinato.

Se cree que es la primera vez que un hombre ha sido acusado de tal crimen en el continente más solitario del mundo.

Oleg Beloguzov
La víctima Oleg Beloguzov

Las declaraciones de los testigos han sido tomadas y actualmente están siendo examinadas por el Comité de Investigación Ruso en San Petersburgo.

Savitsky ha expresado su remordimiento por el ataque. Los informes dicen que el altercado fue alimentado por el alcohol y el pequeño espacio vital del puesto en que viven. Los trabajadores de la estación tienen acceso a dos canales de televisión rusos, instalaciones deportivas y una biblioteca.

“Ambos son científicos profesionales que han estado trabajando en nuestras expediciones, pasando un año en la estación”, dijo el subdirector del Instituto de Investigación del Ártico y la Antártida, Alexander Klepikov.

Se lanzó una investigación criminal y Savitsky admitió haber apuñalado a su colega, pero afirmó que no tenía la intención de matarlo.

Ahora pasa sus horas leyendo un nuevo libro…

El Brayan

El Brayan

Me desempeño como periodista policial desde hace 2 años que deje la cárcel. Cumplí mi condena por robo a un sex-shop y me agarraron con las manos en la masa.
Ahora estoy recuperado (salvo alguna pequeña recaída, pero muy pequeña).
Escribo para varios medios locales e internacionales.
Me encantaría que mi avatar sea público, pero aún tengo un par de causas abiertas. Y bueno, asi es la vida…

Agregar Comentario

Clic aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibi nuestras noticias en tu bandeja de entrada

Hola!

¿Quieres recibir nuestras noticias directamente en tu bandeja de entrada?

Muchas Gracias! 

Compartir6
Twittear
+1
Pin
WhatsApp
6 Compartir