80

Tecnología, Iphone X, Iphone, Teléfono

Todo comenzó cuando Brad Gauthier se despertó en su casa de Worcester, Massachusetts (EE.UU.) y notó que le faltaba uno de sus AirPods.

La noche anterior se acostó a dormir escuchando música, y luego se quedó dormido.

Al no encontrarlos a la mañana siguiente, no se preocupó dado que a todos nos suele pasar perderlos, dado que es una pérdida muy usual y constante.

Gauthier continuó su día con total normalidad, pero poco a poco comenzó a sentir una leve molestia en su cuerpo, específicamente en su pecho. Pero, aún así decidió ignorar la molestia.                      Siguió pasando el día, pero en un instante cuando trató de beber un vaso de agua, sucedió algo inusual.

En el momento que comienza a beber agua el joven, sin entender, comienza a ahogarse. Automáticamente tuvo el reflejo de sacar el agua de su boca rápidamente, ejecutando un movimiento de inclinación hacia adelante con un movimiento brusco. Esto permitió abrir sus vías respiratorias nuevamente.

Aunque había sufrido este repentino suceso, no le importó, no lo notó grave y por ende comenzó a limpiar la entrada de la casa donde había sucedido el hecho.

Luego intentó recordar nuevamente donde podrían estar sus auriculares. Buscó con su esposa y su hijo, y no había chance, ya lo estaba por dar, por perdido, pero no entendía como había sucedido. Cómo era posible irse a dormir y a la mañana siguiente que no esté.

Entonces fue, en un momento que Gauthier le dijo a su familia la posibilidad de haberse tragado un Airpod, pero parecía una coincidencia que lo perdiera cuando se fue a la cama con el auricular puesto y que luego a la mañana siguiente le apareciera la molestia incesante en el pecho.

Su hijo Brad y su esposa no podían escuchar lo que decía el papá y comenzaron a reírse de la idea de que se hubiera tragado accidentalmente el auricular inalámbrico.

Pero su papá a medida que pasaban las horas más seguro se encontraba y más factible se volvía esa hipótesis. La sensación de haberse tragado algo seguía persistiendo en todo momento. Y fue entonces cuando recordó la situación repentina en la cual se ahoga y la presente incomodidad en su pecho que no cesaba.

Luego de poner sobre la mesa la hipótesis completa, decidió que ir al hospital era una buena idea.

Luego de realizarse varios estudios, fue principalmente en la radiografía donde se vieron y descubrieron los resultados. Al colocar la radiografía a través de la pantalla especial se pudo ver con claridad que tenía el Airpod dentro de su cuerpo.

Los médicos fueron claros y le advirtieron al hombre y a su familia que el procedimiento de retirar el Airpod implicaba un cierto riesgo donde podría salir de donde estaba ubicado. Y lo más peligroso era que podía entrar en su estómago o en el conducto pulmonar.

De todas manera se decidió continuar y quitar el Airpod. Afortunadamente, eso no sucedió, y Brad pudo irse a casa después del procedimiento. Su altavoz incorporado sigue funcionando, pero el micrófono se dañó.


Like it? Share with your friends!

80

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *