59

La cédula de habitabilidad consiste en un documento que acredita que las viviendas cumplen con los requisitos mínimos para que un espacio pueda ser habitado por seres humanos. esto, en cuanto a su nivel de salubridad, su solidez y su higiene. Es un documento legalizado por las comunidades autónomas y caduca cada un plazo de 15 años. Pese a ello, puede llegar a tener algunas variaciones de una comunidad a otra.

Tipos de cédula de habitabilidad

 

Hoy en día, existen tres tipos de cédulas de habitabilidad. Estas son las siguientes:

  • La cédula de habitabilidad de primera ocupación: esta es entregada por el ayuntamiento de referencia al promotor de viviendas de una obra nueva. En estos casos, se entiende que no ha habido una persona ocupando la vivienda previamente.
  • La cédula de habitabilidad de segunda ocupación: en este caso, es un inmueble que ya existía previamente y cuya cédula se debe renovar cuando una nueva persona o familia pasa a ocupar el lugar. se da especialmente en casos de viviendas existentes o antiguas.
  • La cédula de habitabilidad de primera ocupación por rehabilitación: para terminar, es el tipo de cédula de habitabilidad que se otorga a aquellas viviendas que han sido reformadas o han tenido una rehabilitación importante, por lo que se debe solicitar la cédula otra vez.

¿Cuándo es necesaria una nueva cédula de habitabilidad?

 

Siguiendo lo mencionado con anterioridad y según la Ley 18/2007, la cédula de habitabilidad se exige cada vez que se contratan o se dan de alta servicios de luz, agua y gas, como así también trámites para venta o alquiler de un inmueble. Por eso, se recomienda comprobar que la vivienda cuenta con la cédula de habitabilidad antes de firmar un contrato de alquiler o proceder con una compra-venta.

También es importante tener en cuenta que la cédula de habitabilidad no es obligatoria si se pide una hipoteca. No obstante, e posible que no se pueda acceder a la misma si no se cuenta con la cédula porque esta falta sea rechazada por la entidad financiera.

 ¿Cuáles son los requisitos para obtener la cédula de habitabilidad?

 

Como hemos podido ver, la cédula de habitabilidad es una acreditación. Esta regula los distintos parámetros mínimos que un espacio debe tener para considerarse habitable por personas. Muchas veces, la cédula está relacionada a una Inspección Técnica de Edificios que busca garantizar que el espacio cumple las condiciones necesarias para ser habitado. En este sentido, estos requisitos son:

  • Tener una superficie útil de por lo menos 36 metros cuadrados
  • Ser segura
  • Tener una altura mínima de 2,5 metros, pudiendo rebajarse a 2,2 metros en el caso de las cocinas y los baños
  • Tener equipamiento mínimo, como son la cocina, el inodoro, agua caliente, puertas y ventanas, entre otros

Hay casos en los que la cédula de habitabilidad puede no ser necesaria. En ocasiones, se puede acordar que esta no sea entregada en la compra-venta. Las razones pueden ir desde que los compradores pretendan una reforma o derribo de la propiedad o que busquen utilizar el inmueble para fines distintos al de vivienda. También puede no ser necesaria cuando se vaya a tramitar posteriormente por una razón que va a tener que ser justificada. En algunos casos, como es la Comunidad de Madrid, Andalucía, Aragón y Galicia, solamente se exige la licencia de primera ocupación.


Like it? Share with your friends!

59

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *