58

Las flores son excelentes elementos decorativos. No solamente pueden mejorar nuestro estado de ánimo, sino que transmiten alegría, ayudan a reducir el estrés y generan una sensación de mayor frescura, tranquilidad y color a los espacios. Se ha comprobado que tener flores en la casa puede favorecer considerablemente el bienestar de las personas en general. Si quieres decorar tu casa con las mejores flores, entra en ginkgobiloba.

Además de los beneficios mencionados anteriormente, las flores pueden incorporarse prácticamente a todos los ambientes de una casa, generando diferentes estilos. Desde un estilo más rústico hasta uno minimalista o uno vintage, todos los estilos de decoración se pueden nutrir perfectamente de la colocación de flores en la casa.

La elección de los jarrones

Lo primero de lo que vamos a hablar es de los recipientes en los que las flores van a ser colocadas. Es decir, qué elemento va a acompañarlas para que se luzcan y para que podamos elegir los mejores ramos. En este sentido, los jarrones nos pueden ayudar, además, a elegir los ramos de flores que se adapten a este o viceversa. Hoy en día, podemos encontrar una gran diversidad de opciones de jarrones para flores, desde floreros de cristal transparentes hasta algunos de cerámica. También son frecuentes los floreros generados con botellas recicladas. La elección va a depender del estilo que se quiera generar en la casa.

Pese a lo dicho anteriormente, también hay ciertos criterios de decoración que se pueden tener en cuenta. Por ejemplo, si estamos hablando de una habitación que está decorada con papeles pintados o donde se usan colores fuertes, lo mejor puede ser usar jarrones de cristal transparentes, debido a que es algo mucho más sutil, para no sobrecargar el espacio. En ambientes más minimalistas o con colores neutros, podemos aprovechar los jarrones de cerámica, tanto lisos como decorados, o también aquellos hechos con botellas. A veces, cuando se trata de un espacio con tonos claros, se puede aprovechar el color en los jarrones para alegrar el espacio. De todos modos, si lo que se quiere es destacar las flores, puede ser mejor buscar tonos neutros en los jarrones o tonos verdes.

Los colores de las flores

A la hora de hablar de los colores de las flores, lo primero que vamos a decir es que no es necesario elegir siempre un mismo color, debido a que uno puede llegar a aburrirse. De todos modos, a veces, en términos decorativos, se puede apelar a colores que generen armonía con los espacios. Por ejemplo, si se trata de una habitación de colores neutros donde hay un sofá amarillo, las flores amarillas pueden generar un estilo perfecto. No obstante, no hay que limitarse a elegir flores con el objetivo de que todo el tiempo combinen con el espacio, sino que se recomienda permitirse cambiar de acuerdo a lo que se va sintiendo y deseando en cada momento.


Like it? Share with your friends!

58

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *