56

A la hora de soñar los espacios de la casa, el sofá Chester suele aparecer con frecuencia. Es una pieza de mobiliario que la mayor parte de las personas conocen y que, además, despierta un gran interés y una gran pasión. Pese a ello y a la belleza y comodidad sin igual de este sofá, no es tan fácil de colocar en un espacio como podría pensarse. Por eso, a continuación, te vamos a dar algunos tips y consejos a tener en cuenta para que puedas incorporar tu sofá Chester en el salón de la mejor manera. Además, si estás buscando un Chester, entra en citymuebles y encuentra las mejores opciones.

Las claves de decoración para incorporar un Chester

 

Buscar un estilo moderno

 

Cuando se piensa en el Chester, se tiende a creer que es algo que solamente se puede incorporar en ambientes que estén decorados con un estilo clásico. Pero esto no es cierto. A lo largo del tiempo, se han ido popularizando las combinaciones de estilos de decoración de manera inteligente. En este sentido, un Chester puede incorporarse perfectamente en una decoración moderna, siempre y cuando se cuide la forma de colocarlo. Algo que se puede hacer, para ello, es elegir colores llamativos en las paredes y alegres, que puedan contrastar con el color clásico del sofá. Es una forma de rebajar la seriedad que el sofá puede generar.

Elegir un clásico pero actual

 

Como hemos dicho previamente, el sofá Chester es algo que se relaciona con un estilo clásico. Pero el cásico no es algo que pertenece a la antigüedad o a los grandes palacios como podríamos pensar en general. Hoy, podemos lograr estilos clásicos sumamente actualizados, para incorporar detalles de un diseño elegante y decorativo, sin que por eso se pierda la actualidad.

Apostar a una decoración en blanco y negro

 

El blanco y negro genera una tendencia de decoración perfecta que puede ser clásica, moderna y minimalista a la vez, dependiendo de los elementos que se incorporen y de la forma en que se elija colocar los colores. En este aspecto, el Chester puede quedar a la perfección en un ambiente decorado en estos colores, generando un punto focal. Por ejemplo, un Chester blanco enfrentado a una pared negra, o al revés, es una gran oportunidad de lograr un estilo llamativo, lleno de personalidad y de elegancia a la vez.

Incorporar un diseño industrial

 

Por último, el estilo de decoración industrial se ha ido popularizando considerablemente a lo largo de los últimos años. Si bien es cierto que es un sofá que tiene un carácter más bien clásico o señorial, también es verdad que ha ido apareciendo en los clubes ingleses del período industrialista. Se trata de contradicción de estilos que construye puntos focales de gran interés.


Like it? Share with your friends!

56

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *