web analytics

Mujeres chinas fingen estar embarazadas para tener privilegios







fingen estar embarazadas para tener privilegios

 

Beijing, China. Fingir estar embarazada, es la última moda entre las mujeres chinas.

Los vientres de siliconas hacen furor en las tiendas de Beijing, entre los diferentes modelos a tener en cuenta están los vientres que simulan estar en cinta de gemelos, trillizos o inclusive cuatrillizos.

Los vientres de siliconas se pueden adquirir por un valor de 300 a 700 yuanes (entre 40 y 90 euros aproximadamente).

Las mujeres chinas compran sus “panzas” para poder acceder a aquellos privilegios de la que solo disfrutan las embarazadas.

Una de las publicidades dice: “Ya no necesitará hacer cola y cada día en el autobús podrá tener asiento”.

Pese al éxito “de las pancitas”, la polémica se instaló esta semana cuando una mujer de apellido Zhang, apareció en las noticias al ser descubierta “in fraganti” con un implante en el metro de la ciudad.

Zhang, que vive en las afueras de Pekín, adquirió este objeto para disfrutar de mayor comodidad en sus largos desplazamientos diarios en metro a su lugar de trabajo, en el centro de la capital.

En las webs chinas, se pueden encontrar gran variedad de barrigas de diferentes tamaños, equivalentes a diferentes estados de gestación.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.