web analytics

Le crecen huesos en el parpado tras cirugía plástica con células madres







Le crecen huesos en el parpado tras cirugía plástica con células madres

Una mujer en la ciudad de Los Ángeles fue a ver a su médico quejándose de no poder abrir su ojo derecho.

La mujer de 60 años de edad se había sometido a unos procedimientos cosméticos unos meses antes. Al poco tiempo comenzó a sentir fuertes dolores que se fueron tornando insoportables y cada vez que trataba de abrir el ojo sentía un sonido extraño.

El médico cirujano cosmético que atendió a la mujer Allan Wu,  creía inicialmente que la paciente inventaba los dolores. Sin embargo después de casi siete horas de cirugía el doctor Wu y su equipo lograron eliminar varios fragmentos óseos que parecían estar creciendo en la piel alrededor del ojo.

Según Wu, el ruido notado por la mujer se debía al roce de los fragmentos cuando la mujer intentaba cerrar el ojo.

Al parecer la mujer, tres meses antes se había sometido a un novedoso tratamiento rejuvenecedor con células madres adultas en su ojo derecho, operación que le costó casi 20.000 dólares.

Los médicos que realizaron el tratamiento rejuvenecedor, ignoraban el hecho de que las células madres mesenquimales inyectadas en la cara de la mujer y los filtros dérmicos que eliminan las arrugas pueden interactuar entre si causando el crecimiento de pequeños fragmentos de huesos.

Wu cree que debido a que las células madre se inyectaron junto con hidroxiapatita de calcio, material utilizado de relleno para reducir la aparición de arrugas, la combinación del mineral y células madre, hizo que las células se conviertan en hueso.

“Muchos de nosotros estamos súper emocionados con las células madre, pero al mismo tiempo deberíamos tener mucho cuidado”, comentó el biólogo celular Paul Knopfler de la Universidad de California.

Además, “estas células no son típicas de los medicamentos. Cuando dejas de tomar una píldora, los productos químicos desaparecen, pero en los tratamientos con células madre los efectos se quedan ahí el resto de tu vida y, de momento, no conocemos todas las consecuencias”, añadió el experto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.