web analytics

Hay besos que duelen. Sobre todo si proviene de una tortuga

Si eres de aquellos/as que tienen el beso fácil. He aquí la muestra de porque nunca debes besar a una tortuga.

Un amante de los animales desventurado se llevó el susto de su vida cuando decidió despedir con un beso al reptil antes de su liberación.

El animal, mal interpreto la señal, y dejo al receptor de su afecto en el hospital de Dongguan, en el sur de China.

Sera la forma de una tortuga de decir Adiós….







Leave a Reply

Your email address will not be published.