web analytics

Esparce las cenizas de su padre en estadio olímpico




 

El estadio olímpico, mas específicamente la pista de tripe salto, fue el lugar elegido por una mujer australiana para diseminar las cenizas de su difunto padre. Lugar en donde hace 64 años su padre había competido en los Juegos Olímpicos de 1948.
 
“Toda la familia vino al estadio olímpico con las cenizas de nuestro padre”, dijo una de las hijas del difunto atleta.
 
EL jueves último pasado se celebro la final de triple salto masculino, que tuvo como ganador a Christian Taylor. Después de ello, sus hijas se escabulleron al estadio, se acercaron a la pista y soltaron las cenizas al aire, justo sobre encima de la pista de triple salto.
 
Glynn dice que su padre guardaba la medalla olímpica en un cajón, pero que después de los juegos de Sídney 2000 se había prometido volver a Londres. “Sabíamos que este era el lugar al cual quería volver”, cuenta Glynn.
 
Avery lucho por la medalla olímpica en los Juegos Olímpico de Londres 1948, obtuvo segundo puesto en la final, por solo cuatro centímetros por debajo del sueco Arne Ahman, medalla de oro.
 



Leave a Reply

Your email address will not be published.