web analytics

Encuentran la Puerta del Infierno en Turquía

La puerta del infierno

El arqueólogo Francesco D’Andria, quien alguna vez afirmo haber encontrado la tumba de los 12 discípulos de Jesús, dice ahora haber descubierto lo que muchos consideran “La puerta del Infierno” en el sudoeste de Turquía.

El lugar es conocido como la “Puerta de Plutón”, un santuario dedicado a los dioses del inframundo. La Puerta de Plutón también es conocida como un lugar con emanaciones de gases tóxicos que pueden matar, causar alucinaciones y visiones borrosas a animales y seres humanos.

El geógrafo griego Estrabón, dijo: “Este espacio está lleno de un vapor tan denso y brumoso que apenas se puede ver el suelo. Cualquier animal que pasa por el interior encuentra una muerte instantánea

De acuerdo a Discovery News, este sitio es sospechoso de estar cerca de la histórica ciudad de Hierapolis, cerca de lo que hoy se conoce como Pamukkale. La ciudad era conocida por sus aguas termales, que muchos creían tenía poderes curativos.







“Encontramos La Puerta de Plutonio mediante la reconstrucción de la ruta de un manantial termal”, dijo el arqueólogo a Discovery News.

“De hecho, los manantiales de Pamukkale, que producen las famosas terrazas blancas de travertino se originan en esta cueva.”

A medida que el equipo comenzó a excavar las Puertas del Infierno, descubrieron columnas jónicas, así como referencias a Plutón y Koré, dioses del inframundo.

Hace miles de años, este habría sido un lugar donde los devotos antiguos pagaban su tributo a Plutón y Koré.

Los gases emitido tiene efectos letales, de acuerdo con D’Andria. Mientras él y su equipo estaban trabajando para excavar las puertas del infierno, varias aves intentaron volar por la abertura de la cueva. Ellas murieron en el acto por el humo.

Se cree que después de sacrificar aves y toros a los dioses antiguos, los peregrinos se bañaban en una piscina cercana y dormían no muy lejos de la cueva. A esa distancia se cree que el humo producía a los peregrinos visiones proféticas y alucinaciones.

Este sitio era completamente funcional hasta el siglo IV. Peregrinos de vez en cuando visitaban el lugar dos siglos después, hasta que los cristianos habrían destruido el sitio. Terremotos posteriores y miles de años también han ayudado a traer la ruina a este lugar antiguo.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.