web analytics

El caso del soldado colombiano que atrae los rayos

El hombre pararrayos

Alexander Mandón, es un soldado del ejército colombiano y ha sido separado del servicio por atraer los rayos. En los últimos seis meses Alexander ha salido ileso de cuatro descargas. Un médico del ejército le ha prescripto una insólita cura: que lo entierren hasta el cuello.

Los extraños sucesos comenzaron hace seis meses. Alexander servía en el batallón de Infantería Rifles en Cartagena, en el norte de Colombia cuando de manera repentina cayó sobre el un rayo. El hombre sobrevivo y no sufrió herida alguna.

Semanas mas tardes otras dos descargas cayeron sobre él. Por el hecho su comandante aterrado por la reincidencia de los extraños sucesos, decidió separar a Alexander del pelotón.







Alexander, fue enviado de licencia a su casa en la localidad de Sampués, en donde la probabilidad de tormentas eléctricas es menor. Sin embargo un nuevo rayo lo alcanzo dejándolo inconsciente en el suelo.

La familia decidió acompañarlo al médico, el cual se mostró muy sorprendido de que las potentes descargas eléctricas no le hayan provocado lesiones de gravedad. El médico le receto como tratamiento enterrarse semidesnudo hasta el cuello para sacarse la corriente que lo atormenta desde hace más de un año.

Los familiares de Alexander lo entierran regularmente durante unas horas, para que se descargue. Los días de lluvia Alexander prefiere quedarse dentro de su casa alejado de las ventanas y puertas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.