web analytics

Científicos nos enseñan a orinar sin salpicar




Quien no recuerda un reto de su madre por dejar “gotitas” fuera de lugar cuando realizábamos una de nuestras necesidades fisiológica. Es por ello que científicos estadounidenses han aplicado la dinámica de fluidos al estudio del “chorro de orina”.

Los profesores Tadd Truscott y Randy Hurd del “Splash Lab” de una universidad estadounidense  presentarán su investigación en una reunión de la Sociedad Estadounidense de Física en Pittsburgh a fin de mes.

Usando cámaras de alta velocidad, el equipo filmó chorros de líquido al chocar con paredes de baños y estudiaron el rociado resultante.

Los estudio fueron concluyentes, la salpicaduras fueron menores cuando los chorros de orina provenían desde cerca y con un “ángulo de ataque” estrecho, explicaron los entendidos.

Para el estudio Tadd y Randy construyeron un simulador que disparaba agua coloreara en varios “inodoros” con la velocidad y la presión de la orina humana normal.

La salpicadura se vio intensificada por un fenómeno conocido como inestabilidad de Plateau-Rayleigh, por el cual una corriente descendente de líquido se rompe en gotitas.








El chorro de orina masculina se rompe a unos 15-18 centímetros de la salida de la uretra”, explica Hurd.

“Así que para el momento en que llega al urinario, ya está en forma de gotas. Y estas gotitas son las responsables de la formación de salpicaduras en sus pantalones”.

“Lo más importante para reducir las salpicaduras es alterar el ‘ángulo de ataque'”. Apuntar directamente a una pared vertical de urinario o al agua del inodoro provoca un “contragolpe”.

A continuación te damos un breve resumen del estudio y te orientamos en las técnicas para reducir las salpicaduras.

  • Esté tan cerca como sea posible: un chorro ininterrumpido es mejor que gotitas.
  • Inclinación del chorro: apunte hacia los lados o hacia abajo, en lugar de directamente hacia el agua del inodoro o la pared.
  • Coloque papel higiénico en la taza del inodoro para suavizar el impacto.
  • Utilice recubrimientos hidrófilos para inodoros.
  • Siéntese en lugar de quedarse de pie.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.