web analytics

Alces borrachos aterrorizan a las personas en las afuera de Estocolmo.

Parece que Suecia no puede estar ajena al aumento del consumo de alcohol. Alces borrachos aterrorizan a las personas en las afuera de Estocolmo.

A principios del mes de septiembre un residente de Ingaro, una isla en las afueras de Estocolmo, no pudo entrar en su casa debido a que una “pandilla” de 5 alces “Borrachos” le bloqueaban la puerta de entrada.

Las autoridades informaron que los animales se intoxicaron después de comer manzanas podridas.







“Las frutas caídas se pudren y sufren un proceso denominado fermentación alcohólica, entonces recibimos muchas llamadas de alces borrachos”, dijo el portavoz políticas Albin Naverberg.

Al parecer este es un tema recurrente en otoño, cuando la fruta comienza a caer de los árboles.

La policía agrego que los animales “pueden ser muy peligrosos” y después de consumir la futa fermentada se vuelven más “valientes”.

La semana pasada aparentemente un alce borracho quedó atrapado en un árbol tratando de agarrar frutas maduras. Los equipos de rescate debieron acudir al lugar para liberar al animal.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.